Elige a tu rey

En el itinerario cuaresmal, nos encontramos con muchas oportunidades de cambio para nuestras vidas. Por aquello de que ‘no hay peor ciego…’ es muy importante, que no dejemos pasar esas oportunidades sin siquiera analizarlas, cuestionárnoslas.
Es común en muchos creyentes y también en discípulos, encontrarse con la dificultad de tener que optar entre las imposiciones que el mundo, el diario vivir, nos presenta y las Enseñanzas de Cristo.
Cómo nos rechina la vida que Cristo nos propone cuando se opone, a lo que hemos aprendido, a lo que nos hemos acomodado, a los ‘valores’ a los que nos hemos adherido.
Únicamente teniendo claro quién gobierna nuestras vidas vamos a poder salir bien parados de estas situaciones que a diario enfrentamos.
Objetivo de la reunión:
·         Identificar de dónde provienen las distintas fuerzas que se anteponen en nuestras decisiones de vida.
·         Tener claro si obedecemos por miedo, por conveniencia o por amor.
·         Reconocer que necesitamos tener un rey que gobierne en nuestras vidas.
·         Decidir a quién elegimos para ser ese rey. .
Pautas de Reflexión:

Cuando Pilato oyó aquellas palabras, se asustó mucho. Juan 19:8

Escuchen, reyes, y entiendan; aprendan, gobernantes de todo el mundo; pongan atención, ustedes los que dominan a los pueblos y están orgullosos de esa multitud de súbditos;  el poder les viene del Señor, y la autoridad, del Altísimo: él juzgará sus obras y examinará sus intenciones; Sab: 6:1-3

Desde ese momento, Pilato trataba de ponerlo en libertad. Pero los judíos gritaban: "Si lo sueltas, no eres amigo del César, porque el que se hace rey se opone al César". Al oír esto, Pilato sacó afuera a Jesús y lo hizo sentar sobre un estrado, en el lugar llamado "el Empedrado", en hebreo, "Gábata". Era el día de la Preparación de la Pascua, alrededor del mediodía. Pilato dijo a los judíos: "Aquí tienen a su rey". Ellos vociferaban: "¡Que muera! ¡Que muera! ¡Crucifícalo!". Pilato les dijo: "¿Voy a crucificar a su rey?". Los sumos sacerdotes respondieron: "No tenemos otro rey que el César". Juan 19:12-15

1 comentario:

  1. Andrea Ferrer Silva24 de abril de 2011, 20:41

    Cuaresma es el tiempo donde debemos comenzar a hacer cosas, Dios nos da el poder de elegir y esta en nosotros ver a quien le entregamos nuestro dominio si a los hombres o a Cristo.

    Si las cosas no están saliendo bien y nos equivocamos más de lo que deberíamos, es porque Cristo no esta gobernando en mí.

    Nosotros tenemos que obedecer a Dios antes que a los hombres, esa es la creencia que hemos heredado de nuestros padres, pues cada vez que yo rechace lo cristiano estoy crucificando a Cristo.

    Es bueno que uno tenga alguien que gobierne nuestra vida y que bueno seria para mi corazón que fuera Cristo que lo hiciera.

    Estaríamos con Cristo y en Cristo caminando hacia donde esta Cristo por amor a Dios.

    Empecemos la semana mas importante del año, la Semana Santa, siguiendo a Jesús y para eso es necesario dejar de lado nuestra inseguridad y nuestras dudas, el Señor me ayuda.

    Dejemos que El gobierne nuestras vidas.

    ResponderEliminar