Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

La alegría de servir

Imagen
Una de las tantas bendiciones que se reciben al pertenecer a una comunidad católica, y en especial, una carismática, es la de tener la oportunidad de servir. Porque la esencia de la comunidad se manifiesta en servicio.
En efecto, el fruto de los carismas es el servicio: “… el mismo Espíritu Santo no sólo santifica y dirige el Pueblo de Dios mediante los sacramentos y los misterios y le adorna con virtudes, sino que también distribuye gracias especiales entre los fieles de cualquier condición, distribuyendo a cada uno según quiere (1 Co 12,11) sus dones, con los que les hace aptos y prontos para ejercer las diversas obras y deberes que sean útiles para la renovación y la mayor edificación de la Iglesia, según aquellas palabras: «A cada uno... se le otorga la manifestación del Espíritu para común utilidad» (1 Co 12,7). Estos carismas, tanto los extraordinarios como los más comunes y difundidos, deben ser recibidos con gratitud y consuelo, porque son muy adecuados y útiles a las necesidad…