Entradas

Mostrando entradas de abril, 2012

La Esperanza está viva

Imagen
En tiempos de Pascua, las lecturas, homilías, el ambiente cristiano, nos proponen reflexionar acerca de las consecuencias de la Resurrección de Cristo. Por lo tanto, la propuesta para esta reunión, es analizar en qué puede afectar en nuestra vida como discípulos de hoy, creer en la verdad de este acontecimiento. Muchos creyentes tienen una visión muy corta respecto a las consecuencias personales de la Resurrección. Por una deformación cultural o por razones de miopía espiritual consideran que el hecho de que Jesús haya resucitado, si bien los habilita a tener buena  una vida más allá de la muerte, les implica en el presente llevar una vida más o menos, moralmente aceptable. Esta corta visión termina siendo una carga, y como aquellos, de quienes leíamos en la lectura de hoy, explícita o interiormente, terminan diciendo ‘Es duro este lenguaje. ¿Quién puede escucharlo?’ Juan 6:60 En los cuarenta días, luego de haber resucitado: Jesús realizó además muchos otros signos en presencia de sus d…

¿De dónde viene lo que intentamos?

Imagen
Fiel a su promesa, Jesús siempre protege a quienes envía a la misión. Un testimonio de ello lo encontramos en las primeras actividades de los Apóstoles, cuando enfrentados al Sanedrín, defendiendo la fe, pusieron en riesgo sus vidas. En esa oportunidad, utilizó la prudencia de Gamaliel para frenar la ira del concejo y sus consecuencias.
Cuando los concejeros querían matar a los apóstoles les recomendó: “… No se metan con esos hombres y déjenlos en paz, porque si lo que ellos intentan hacer viene de los hombres, se destruirá por sí mismo,  pero si verdaderamente viene de Dios, ustedes no podrán destruirlos y correrán el riesgo de embarcarse en una lucha contra Dios" Hch 5:38-39
Gamaliel, sin saberlo, estaba profetizando que la obra que Dios le encargó a su Iglesia, nadie la podría destruir, a pesar de los ataques de afuera y los errores de adentro, los históricos y los actuales.
Además del respaldo - podríamos decir “institucional” - que tenemos al pertenecer a la comunidad fundada p…

Sean misericordiosos

Imagen
El 30 de abril del año 2000, coincidiendo con la canonización de Santa Faustina, “Apóstol de la Divina Misericordia”, su Santidad Juan Pablo II instituyó oficialmente la Fiesta de la Divina Misericordia a celebrarse todos los años en esa misma fecha: domingo siguiente a la Pascua de Resurrección. Junto a los hermanos católicos de todo el mundo, nos adherimos con suma atención a esta fiesta. Teniendo además una motivación adicional, que es la de celebrar también, el patronato de nuestra querida parroquia de Belén. La Divina Misericordia por ser un atributo de Dios, es inefable. Es inútil que tratemos de comprenderla con nuestra razón o intelecto. Con ellos únicamente podremos tomarle unas instantáneas y con la ayuda del Espíritu Santo, lograr que nuestro corazón pueda discernir lo más posible este regalo tan inmerecido que nuestro Padre nos da, en la vida misma de nuestro Señor Jesucristo. Nuestro Señor dijo en una ocasión a Santa Faustina: “Mi misericordia es tan grande que en toda la et…