Entradas

Mostrando entradas de junio, 2011

El que canta ora dos veces

Imagen
En la carta de Pablo a los colosenses, les exhorta: Canten a Dios con gratitud y de todo corazón salmos, himnos y cantos inspirados. Col. 3:16 b
En nuestras comunidades, utilizamos los cantos y la música de alabanza al Señor como un modo de dar gracias y alabarle por Quién es y por lo Qué es. También como una forma de invitarlo a la reunión, ofreciéndole ‘sacrificios de alabanza’ (Salmo 116:17), y creyendo que Él reina en medio de la alabanza de su pueblo.
También vivimos lo que decimos cuando cantamos: ‘Alabar a Dios cuando las cosas te salen bien, que bueno es! Alabar a Dios cuando en la vida no hay problemas, que cosa buena! Pero yo te alabo en medio del quebranto y mi Cristo Santo se glorifica dentro de mí’
Nuestro canto de alabanza en la comunidad, no es un simple ritual, ni lo hacemos porque toca, porque está dentro del programa de la reunión. Es un modo de oración que pretende ser tan perfecta, como lo era para el Rey David, despojándonos de todo prejuicio y de todo discurso, como…

Cómo elegir el tema de la reunión

Imagen
Qué bien que nos cae la recomendación que Pablo les hace a los corintios: Así, ya que ustedes ambicionan tanto los dones espirituales, procuren abundar en aquellos que sirven para edificación de la comunidad. 1 Cor 14:12
Y un poco más adelante en la carta, en el versículo 19 nos dice: … cuando estoy en la asamblea prefiero decir cinco palabras inteligibles, para instruir a los demás, que diez mil en un lenguaje incomprensible.
Sabemos que Pablo se está refiriendo al don de lenguas y al de profecía, aun así podemos sacar de sus recomendaciones una aplicación práctica a ser considerada en nuestras reuniones de comunidad.
Algunos hermanos, han aceptado el desafío de organizar grupos de oración, entre sus amigos, conocidos y familiares. Otros en cambio, aunque motivados, aún siguen viéndose a sí mismos como carentes de competencias para hacerlo. Y en ese pensamiento, influye con mucho peso, el no sentirse capaces de desarrollar un tema en la reunión.
En uno y otro caso – los lanzados y los tí…

Aquél día no me harán más preguntas

Imagen
El objetivo de la reunión de hoy, será reflexionar acerca de cómo poder apropiarnos de una de las promesas más ricas, que Jesús nos dejó. Lo haremos en base al texto Juan 16:23-27
Considerando que el análisis del texto puede tener varias aproximaciones, preferimos en esta oportunidad, tomar como referencia, la opinión autorizada del comentario de la biblia Nácar-Colunga. La revelación más clara (v.23-25). — La primera promesa que les hace Cristo a los apóstoles es que será “en aquel día.” La frase es de tipo profético, y se refiere a un período (Hechos 2:17, etc.). Este se inaugura en Pentecostés. No se refiere a los cuarenta días en que, después de resucitado, les habló del reino (Hechos c.3; Jn 21:12). Es todo el período que comienza en Pentecostés, para continuarse indefinidamente. Muchas veces tuvo que hablar en forma figurada, en “parábolas”; traducción del hebreo mashal, que es todo tipo de lenguaje figurado o sapiencial. La grandeza del tema y la rudeza de ellos hizo a Cristo util…