Entradas

Mostrando entradas de junio, 2008

Ser agradecidos

Introducción: Como discípulos de Cristo, hemos visto y veremos, a nuestro Maestro, obrando señales, prodigios y maravillas, en la vida de muchas personas y en la nuestra propia. Jesús nos ha enseñado, en muchas oportunidades que no debemos buscar o esperar más señales que la de Él mismo. Pero también nos ha mostrado que esas manifestaciones de amor, muchas veces son empleadas para la mayor Gloria de Dios Padre y para el crecimiento del reino. Como sus misioneros, debemos conocer también que una gracia recibida de su infinita Misericordia puede sanar, pero una gracia recibida que es adecuadamente reconocida y agradecida, además puede salvar. Desarrollo Este día vamos a predicar sobre el pasaje conocido como ‘la sanación de los diez leprosos’ que Lucas nos narra en el Cap. 17:11-19 Con la ayuda del Espíritu Santo, prepara este tema, acompañando a Jesús ‘yendo él a Jerusalén, por medio de Samaria y de Galilea.’
Compara la situación social de los sanados – samaritano – judío.
Compara la fe de lo…

Hablemos confiadamente

Introducción: Sabemos largamente, que una de nuestras tareas, como colaboradores del Plan Divino que NS Jesucristo, nos ha encomendado como Discípulos y Misioneros suyos, es la de anunciarlo a Él y a las Buenas Noticias que vino a traer para la humanidad entera. Sabemos también, que para llevar adelante esta tarea, Dios nos ha equipado con todo lo que necesitamos. Pero a pesar de todo este conocimiento, en nuestro interior, falta convencimiento, falta seguridad y sobran incertidumbre y temores, al ridículo, al fracaso. En este año jubilar del Apóstol Pablo, tomemos un relato de su propia experiencia, que desde sus epístolas, nos llama a reflexionar, sobre este punto. Desarrollo Pídele asistencia al Espíritu Santo, para que te revele lo que el apóstol nos ha dejado escrito en la 1ª. Corintios Cap. 2 vs. 1 al 16, y contesta las siguientes preguntas. ¿Qué fue a anunciar Pablo en su visita a los corintios? (v. 1)¿Fue haciendo alarde de elocuencia o sabiduría? (v. 1)¿Decidió hacer algún tipo…

Renovación Carismática III

Introducción: Hoy seguiremos compartiendo uno de los artículos publicados en el boletín Nº 16, de marzo 2008, en el que nuestros hermanos de la Renovación de Madrid, reflexionan sobre los dones que hemos recibido y los compromisos que ello implica. Desarrollo 6.- EL CARISMA, MEDIO DE SANTIFICACIÓN
Hemos dicho que el carisma no es directamente para nuestra transformación, no es un don santificante: es una gracia que nos da el Señor sin ningún mérito nuestro, gratuitamente, para poner al servicio de los demás. Pero al ejercer los carismas, los ministerios se convierten en un lugar para nuestra santificación; ejerciendo los carismas nos purificamos, morimos a nosotros mismos y nos santificamos. Y si al ejercer los carismas se producen esas purificaciones, pues quizás eso sea lo que nos echa para atrás porque, como decía la Madre Teresa de Calcuta: “la santidad duele”. Pedro Reyero afirmaba: “tener un carisma no es para nuestra gloria, sino para nuestra humillación”. ¿Y qué quería decir con e…

Renovación Carismática II

Introducción: Hoy seguiremos compartiendo uno de los artículos publicados en el boletín Nº 16, de marzo 2008, en el que nuestros hermanos de la Renovación de Madrid, reflexionan sobre los dones que hemos recibido y los compromisos que ello implica. Desarrollo 4.- EJERCICIO DE LOS CARISMAS
En el ejercicio de un carisma en un ministerio yo destacaría tres características como las más importantes:
1. La primera, que ha puesto el Señor en mi corazón con gran fuerza, es que servir al Señor es un privilegio. Debemos ser conscientes de que es un privilegio, un regalo, que el Señor cuente con nosotros, que confíe en nosotros, que nos dé una misión, que nos mendigue que le ayudemos en la construcción de la comunidad, en la renovación de su Iglesia. Deberíamos tener presente esto: que es el Rey de reyes y el Señor de señores el que llama a nuestra puerta para pedirnos que le ayudemos en la extensión del Reino, el que nos pide, por favor, que colaboremos con él, diciéndonos: ¡te necesito!, ¡confío e…